Ningún niño quiere ser mal estudiante, sobre todo en los primeros años de escolaridad. Realizar correctamente los trabajos y aprobar un examen significa el reconocimiento positivo por parte de docentes, amigos y familiares. Esto para ellos es sinónimo de aceptación.

¿Qué ocurre cuando un estudiante no es capaz de alcanzar el grado de rendimiento medio esperado para su edad ?

A muchos estudiantes les cuesta concentrarse antes de un examen o no saben cómo organizarse para conseguir los mejores resultados. Eso no significa que no estudien, sino que lo hacen mal, y por ello sus resultados no son los que se esperaban.

En el caso del fracaso escolar circunstancial las medidas a tomar son en primer lugar analizar todo el grupo (padres, educadores, equipo psicopedagógico etc.) y las circunstancias concretas que hayan podido motivar la desgana o la apatía de ese alumno.

Dentro de este trastorno circunstancial, podemos encontrar trastornos emocionales tales como la depresión (mucho más frecuente en la infancia de lo que creemos), la baja autoestima, trastornos de ansiedad o cuestiones personales (sobre todo en la adolescencia) como problemas con el sexo opuesto, novios o sentimientos de inferioridad.

La figura del docente (tutor, profesor de refuerzo, padres…) es esencial para que esta apatía episódica desaparezca.

También encontramos la situación en la que cuanto más elevado es el nivel académico del alumno, más presión tiene para conseguir los mejores resultados. Por eso es mejor que tu hijo llegue preparado para que ni la ansiedad ni la falta de concentración puedan empeorar su formación.

¿Qué incidencias nos encontramos en ISEP Clínic Córdoba?:

N

Es incapaz de concentrarse, un mínimo de tiempo, para realizar tareas o estudiar.

N

El rendimiento académico es bajo o ha caído de forma fulminante.

N

Le puede la ansiedad y la presión porque necesita sacar notas altas para acceder a los estudios universitarios deseados.

N

Tiene ganas y constancia para estudiar pero no tiene ni idea de cómo organizarse y que el estudio sea realmente eficiente.

¿Puedes hacer algo al respecto?

Lo ideal sería contar con la ayuda de un profesional que estudie y comprenda la situación para brindar las pautas y las técnicas adecuadas para el estudio. Sin emabargo, tenemos algunos consejos que pueden ayudar a facilitar y a estimular para el estudio:

N

Una buena alimentación

N

Dormir lo suficiente para un descanso reparador.

N

Tener un lugar fijo para el estudio en la casa y que el espacio no esté desordenado.

N

El sitio de estudio debe estar correctamente iluminado. Si se aprovecha la luz natural, mucho mejor.

N

Utilizar técnicas de estudio básicas: subrayados, esquemas, resúmenes, mapas mentales...

N

Dejar un tiempo para el ocio y descansar 10 minutos cada hora de estudio.

¿Cómo podemos ayudaros?

Los pedagogos, psicólogos y logopedas de ISEP Clínic Córdoba ayudarán a tu hijo a mejorar su rendimiento académico a través de diferentes Métodos y Técnicas de Estudio, de concentración y de relajación. Se le instruirá para que optimice sus esfuerzos y logre conseguir todos sus objetivos.

Imagen destacada propiedad de: Andrey Kuzmin – stock.adobe.com
Copyright: ©Andrey Kuzmin – stock.adobe.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies