A menudo llegan a consulta muchos padres y madres preocupados por saber si su hijo es altas capacidades. Muchos de ellos desconocen de qué se trata este asunto con exactitud pero saben que su hijo es diferente a sus hermanos e incluso al resto de niños de su edad.

¿Cómo sabemos si nuestro hijo es o no altas capacidades?

Lo primero que debemos saber es que la alta capacidad no está ligada al alto rendimiento. De hecho la mayoría de niños con diagnóstico de altas capacidades acumulan suspensos y bajas calificaciones. El motivo es que la alta capacidad obedece a una estructura cerebral y funcionamiento diferente que a un asunto de inteligencia en exclusivo. La alta capacidad es algo genético, se hereda de uno o ambos progenitores (las altas capacidades tienden a formar pareja).

¿Dónde está el problema entonces para saber si mi hijo tiene altas capacidades? En que los padres suelen no estar diagnosticados debido a que la figura del psicólogo era prácticamente inexistente y no bien vista socialmente. Debido a la ausencia de diagnóstico los padres no pueden detectar cosas peculiares o excepcionales en el comportamiento de sus hijos porque ellos actúan de forma similar.

Es de gran importancia que padres y madres conozcáis cuáles son las características o rasgos más comunes en niños con altas capacidades. Algunas características comunes en los niños con altas capacidades

¿Cuáles son esas características?:

N

Presentan una gran curiosidad desde etapas muy tempranas. Preguntan mucho las cosas y hacen preguntas impropias para su edad.

N

Son capaces de aprender muy rápido cuando algo les interesa.

N

Tienen cambios de humor súbitos. Pasan de la alegría al llanto muy rápido. No suelen tolerar bien la frustración.

N

Son muy sensibles. Les afecta todo mucho y conectan rápidamente con las emociones ajenas, sintiendo y afectándole lo que les pasa a los demás.

N

Son capaces de realizar razonamientos abstractos profundos impropios para su edad cronológica.

N

Tienen una gran memoria.

N

Se expresan bien, empleando un lenguaje preciso y variado.

N

Pueden tener dificultades de integración y competencia social.

Pero… ¿Es eso es todo lo que debo saber?

Esas son algunas características que con frecuencia se repiten con frecuencia en los niños con altas capacidades, pero existen muchas más. No obstante, hay que señalar que existe una gran diferencia dentro de la población infantil con diagnóstico de altas capacidades.

Lo más conveniente, es que si tenéis la sospecha de que vuestro hijo puede ser altas capacidades acudáis a un centro de psicología clínica especializado en esta área.

Hay muchos problemas futuros que pueden evitarse con un diagnóstico e intervención temprana.

Os dejo a continuación un vídeo ilustrativo de las altas capacidades intelectuales:

Nuestro Centro Clínico ISEP CLÍNIC CÓRDOBA dispone de un área especializada en la detección, evaluación, diagnóstico e intervención de población infantojuvenil con altas capacidades intelectuales. No dudes en ponerte en contacto con nosotros si existen sospechas.

Lucía Romero Iglesias

Imagen destacada propiedad de: Andrey Kuzmin – stock.adobe.com
Copyright: ©Andrey Kuzmin – stock.adobe.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies