¿Quién no comienza un año nuevo abordándolo como un reto?. Tras el aciago 2020, estamos ansiosos de «empezar de nuevo» y lo más cercano es el año 2021. Una nueva oportunidad para comenzar de 0 y olvidar todo lo ocurrido. Tienes ante tí otra oportunidad para ser feliz.

Comienza con los rituales

Te recordamos algunos de los rituales de la buena suerte, algunos más disparatados que otros, que nos han ido acompañando con el paso del tiempo en la última noche del año.

  1. ROPA INTERIOR ROJA: llevar ropa nueva y roja en la última noche del año significa empezar el nuevo año desde cero olvidando todo lo anterior.
  2. TOMAR LAS 12 UVAS: se cree que para tener buena suerte debes tomar exactamente 12 uvas al mismo tiempo que escuchamos el sonido de las 12 campanadas que marcan el final del año y el comienzo de un nuevo año con 12 meses por delante en los que poder hacer realidad tus sueños.
  3. MALETAS FUERA: tras la media noche, coge una maleta grande y sal a la calle con ella para dar una vuelta, cuanto más grande sea el paseo, más lejos viajarás en el nuevo año. ¡Importante! No te olvides de meter el pasaporte en el interior si quieres viajar al extranjero.
  4. QUEMA LAS COSAS NEGATIVAS: anota las cosas negativas en un papel y quémalo hasta que queden solo las cenizas. De esa forma ayudarás a que el año comience con optimismo y energías renovadas.
  5. ALGO DE ORO DENTRO DEL CHAMPÁN: Al igual que las doce uvas, meter algo de oro en el interior de la copa con la que vamos a brindar por el nuevo año también es uno de los rituales más seguidos por los españoles.

Y AHORA LOS HÁBITOS

Es muy importante que crees unos hábitos que te permitan sentirte bien contigo mismo/a y realizado/a. ¿Y qué mejor momento que el principio de año? Vamos a ello con una pequeña lista para que no te agobies y los tengas siempre presentes y sean fáciles de recordar.

Vive el PRESENTE

¿Por qué obsesionarte con lo que te ha ocurrido en el pasado? ¿Para qué perder el tiempo pensando en el futuro¿ ¿Qué ganas con ello? Ambas circunstancias están fuera de tu control y te crean ansiedad y angustia. Disfrutar lo que vives «aquí y ahora», es esencial para sentirte satisfecho con tu vida y por tanto, ser feliz.

Fija unas METAS

¿Sabes cuál es la mejor forma de ver el prograso de tu «bienestar emocional»?. Pues fijarte unas metas alcanzables y que sean fáciles de llevar a cabo a principios del año. Así conseguirás ser más consciente de tus logros personales y valorarlas. Plantea metas realistas y no te satures, la finalidad es ver resultados, no colapsar. Cada meta establecida y superada es un paso más para acercarte a la felicidad.

La importancia de SONREIR

La sonrisa alegra a los que están a tu alrededor y les transmite positividad. Reír no solo aparenta felicidad, sino que la origina, disminuyendo el estrés y aumentando las endorfinas. El cuerpo no es capaz de distinguir entre una risa falsa o real, por lo que puedes empezar obligándote unos minutos al día, hasta que consigas una sonrisa real. Aún recuerdo las palabras de mi sobrina viendo una película juvenil y hablando sobre la protagonista. En concreto era Camp Rock, ella decía que le encantaba su protagonista (Mitchie) porque estaba todo el día sonriendo.

¿Has probado a MEDITAR?

Estudios demuestran que meditar aumenta las emociones positivas y el nivel de satisfacción con nuestra vida, a la vez que disminuye el estrés, la ansiedad y la depresión. Meditar es una manera de despejar la mente y calmar los pensamientos, por lo que ayuda a mantener una visión clara de nuestras metas.

Huye del PESIMISMO

Todos llevamos dentro una pesimista que a veces nos habla y nos juega malas pasadas….Quién no se ha encontrado pensado “esto es lo peor que podía sucederme”, “ha sido una metedura de pata insalvable”, “eres un desastre”, “nunca aprenderás”…  El pensamiento dramático y catastrófico se cuela en nuestro día a día sin que nos demos cuenta. Esto nos pasa a todas. El problema aparece cuando no somos conscientes de ello, le damos demasiado espacio y nos creemos lo que nos dice.

¿Has probado a PERDONAR?

La única manera de dejar el pasado atrás es con el perdón. El peso de los rencores te impide avanzar en tu camino hacia la felicidad, así que tu primera tarea es reflexionar sobre aquello que te ha hecho daño, para poder iniciar el proceso del perdón. Es duro, pero quitar el peso de tus hombros valdrá la pena.

RECUERDA QUE TODO PASA

Como señalaba el mítico disco de George Harrison, All Things Must Pass, debemos tener presente que todo va y viene, tanto lo bueno como lo malo. En demasiadas ocasiones consideramos que si la cosa está mal, sólo puede ir a peor, y sin embargo, con la llamada de un nuevo día comenzamos a ver la realidad con otros tonos.

De todo sacamos algo positivo

Si aún así, ves que no erez capaz por tí mismo de salir adelante o te inundan los pensamientos negativos. Recuerda que tienes un nutrido grupo de especialistas a tu disposición para poder llevar a cabo acciones que te lleven a ese bienestar emocional que tanto deseas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies