Queridos padres y madres la temida visita al dentista de vuestros peques de la casa, ha llegado. Y tras la última visita al dentista de vuestros niños/as os comentan que los restos de comida en la boca tras comer, babeo en exceso, se debe a una inadecuada deglución, y la temible noticia llega: “tu hijo necesita ortodoncia”.

Hoy queremos informaros que se puede evitar, que cada día es más común tanto en la edad infantil como en adultos, e incluso puede dar la cara tras la retirada de la ortodoncia, tras la retirada del chupete o el biberón.

Esta afectación la llamamos deglución atípica: una disfunción oral caracterizada por una posición incorrecta de la lengua al tragar, que afecta principalmente al desarrollo normal de la dentición.

¿Cuáles son los motivos para que el dentista determine el diagnóstico?

Esa es nuestra misión, que conozcáis detalles cómo que nuestros hijo/a le quede restos de comida en la boca tras comer o babeo, puede llevarle a un problema deglutorio.

Os sugerimos que hagáis el siguiente cuestionario:

  1. ¿Come vuestro hijo/a de forma adecuada?
  2. ¿Cómo cortais los alimentos que comen vuestros hijos/as?
  3. ¿Mastica y tritura el alimento vuestro hijo/a en ambos lados de la boca o solo por un lado?
  4. ¿En qué lugar está la lengua cuando traga alimento líquido o sólido?
  5. ¿A lo largo del día o noche, respira por la boca? Nos puede resultar algo normal y/o automático, pero no es ésta la forma correcta.

Si a todas estas cuestiones nos lleva a determinar, que el patrón de ingesta de nuestro hijo/a es inadecuado aparece, entonces, la temida deglución atípica.

¿Cuál es el perfil facial característico de un paciente con deglución atípica?

  1. Unos labios sin fuerza.
  2. Hipotonía orofacial en general.
  3. Lengua descansando entre los dientes (interdental), detrás de los dientes superiores (anterior) e inferiores.
  4. Tendencia a la respiración por la boca (bucal).
  5. Maxilar superior o inferior algo avanzado o retrasado.
  6. Presencia de restos de comida en la boca tras comer.
  7. Babeo.
  8. Muecas excesivas al tragar.
  9. Hábitos como succión de dedos.
  10. Morderse las uñas.
  11. Uso de chupetes, mantener la alimentación con biberón más allá de los 3/4 años.

Todo ello predispone a un problema deglutorio.

La correcta deglución es aquella en la que la masticación es bilateral (por ambos lados), en la que debe haber un sellado labial anterior (labios cerrados), los incisivos corten el alimento y los molares lo trituren, con ayuda de la saliva se vuelva pastoso y esto nos facilite el tragarlo.

Deglución normal y deglución atípica (animación comparativa):

Existen 3 fases en la deglución:

  • Oral o bucal: fase en la que se transforma el alimento en un bolo homogéneo preparado para ser deglutido. Es una fase voluntaria y refleja en la que el bolo se coloca con la puntita de la lengua en las arrugas palatinas y ondulando la lengua hacia atrás se dirige a la cavidad oral, dejando la puntita de la lengua pegada en las arrugas palatinas.

  • Faríngea: es una fase involuntaria en la que se produce el paso del bolo a través de la faringe hacia el esófago. El paladar blando y la epiglotis impiden que el alimento no acceda a las vías respiratorias.
  • Esofágica: fase inconsciente e involuntaria en la que el alimento pasa hacia el estómago.

La deglución neonatal es diferente, en la succión la lengua se adelanta y se apoya en la superficie de los labios para conducir el alimento dentro de la cavidad bucal.

¿Qué debemos hacer ante esta situación? 

Acudir a un logopeda para la corrección y rehabilitación del problema de manera conjunta con el odontólogo.

¿Cómo vamos a ayudar a tu hijo/a para corregir la presencia de resto de comida en la boca tras comer?

Enseñamos la correcta posición lingual tanto en reposo como durante la deglución (colocando la lengua en su lugar adecuado: en las arruguitas del paladar), masticar adecuadamente usando ambos lados, conseguir aumentar la tonicidad y fuerza de los órganos orofaciales que intervienen en la deglución y corregir problemas de respiración bucal enseñando el patrón respiratorio adecuado.

Debemos hacer hincapié que el tratamiento depende de cada caso, no es algo a corto plazo, pero siendo constantes, siguiendo las prácticas logopédicas se consiguen resultados muy satisfactorios.

 recomendacion

Vamos a prevenir teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. No usar el chupete a partir de los 3 años.
  2. Igual pasa con la alimentación con biberones, en cuanto sea recomendable por el pediatra debemos introducir alimentación semisólida y sólida evitando los biberones.
  3. Observar el patrón respiratorio de los niños: si se observa que la almohada amanece húmeda, ronca, posiciona la cabeza de manera extraña al dormir, si hay babeo diurno, se cansa demasiado al hacer ejercicio, mientras ve la tele está siempre con la boca abierta. ¡Atención! Esa respiración bucal, debemos asegurarnos de que no haya ninguna obstrucción nasal o problemas respiratorios como vegetaciones, y corregir el patrón de respiración del niño.
  4. Evitar manías como chuparse los dedos, morderse las uñas o los labios.
  5. Observar dónde está la lengua tanto en reposo como durante la masticación y deglución.
  6. Enseñarles la importancia de masticar por ambos lados y que se debe hacer con la boca cerrada y una postura adecuada durante la comida.
  7. Acudir al dentista periódicamente para evaluación exhaustiva de la dentadura, forma del paladar… así como al logopeda en caso de que exista este problema para que trabajen conjuntamente la rehabilitación.

Ahora conocemos un poco más sobre las dificultades que puede acerrear una deglución inadecuada en nuestros pequeños de la casa.

Nos encantaría que compartiéris vuestras dudas con nuestro servicio de logopedia en ISEP Clínic Córdoba: https://cordoba.isepclinic.es/logopedia-educativa/

Enlaces de interés: https://www.youtube.com/channel/UCSCxgZFFy6y9i0yPNXi2uUQ

https://www.efisioterapia.net/articulos/trastornos-la-deglucion-del-nino-evaluacion-y-tratamiento-fisioterapico

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies